La burbuja de los influencers

burbuja de los influencers
5/5 - (4 votos)

La burbuja de los influencers

Uno de los últimos boom en el mundo del marketing son los influencers. Es obvio que las marcas se fijen en ellos, al fin y al cabo, cuentan con miles de seguidores a sus espaldas, que gracias a un efecto de “bola de nieve” pueden ser una buena mina de oro para la marca, pero está bastante claro que estamos viviendo la burbuja de los influencers. En este artículo os contaré la verdad sobre este mundo, el fraude que hay detrás del mismo y de sus campañas, y que deberías de tener en cuenta a la hora de escoger a un influencer.

Está claro que la opinión es importante, y el famoso boca – oreja cobra relevancia en el mundo de los influencers. Son nuestro “idolos” y nos gusta imitarles, por lo que es muy normal que, si hacen algún tipo de publicidad, acabemos comprando o al menos buscando más información sobre ese producto o servicio.

¿Qué es un influencer?

Hoy en día se definen como aquellas personas que han logrado destacar en los canales digitales, especialmente en redes sociales. Los principales canales utilizados son Instagram y Youtube, pero cada red social tiene su propio ranking. Se caracterizan por tener cierta credibilidad sobre una materia, moda, videojuegos, deportes…

Los influencers aportan frescura a las marcas, son activos en redes sociales y saben como transmitir el mensaje a sus seguidores, por lo que es normal que muchas agencias y empresas quieran trabajar con ellos.

Como es la pirámide del influencer

Como todo en esta vida, los influencers también se pueden agrupar. La división se suele realizar en 4 grupos, en función del número de seguidores con los que cuenten:

  • Celebrities: aquellas cuentan que tienen más de un millón de seguidores.
  • Macro Influencers: tienen entre medio millón y un millón de seguidores.
  • Mid Influencers: entre cien mil y medió millón de seguidores.
  • Micro Infleuncers: entre mil y cien mil seguidores.

El fraude de los influencers

No es oro todo lo que reluce, y en mi artículo de la verdad sobre los influencers os contaré el lado oscuro de trabajar con ellos. Hace poco saltó un escándalo, y es que una joven con casi 3 millones de seguidores en Instagram fue incapaz de vender 36 camisetas en una campaña promocional.

En la actualidad existen más de 20 millones de influencers y mueve al año más de 1.000 millones de euros. Parece un negocio sencillo, hacer publicaciones, conseguir likes y vender, pero quizás este último paso sea más complejo de lo que muchos pensaban.

La última gran noticia está relacionada con una influencer americana de 18 años, que cuenta con 2,6 millones de seguidores en Instagram. Quería lanzar una marca de ropa y para que la fábrica empezase a producir tenía que vender al menos 36 camisetas. Su última foto contó con más de 100.000 likes, pero solo logró vender 18 camisetas y no pudo poner en marcha su idea de negocio. La pregunta es sencilla, ¿Cómo es posible que una persona con casi 3 millones de seguidores no venda ni 20 camisetas? Estamos hablando de que solo le han comprado el 0,00067% de sus seguidores, y creedme, hizo campañas en redes sociales para aumentar las ventas. En la siguiente imagen se pueden ver algunas de las publicaciones de esta influencer.

El párrafo anterior se puede explicar con la siguiente información, relativa al mercado español. En el año 2018 se invirtieron en Influencers 35 millones de euros, la mitad de esa inversión no tuvo ningún tipo de retorno, pero eso sí, se espera que la inversión durante este año 2019 sea de 100 millones de euros. Así es, estamos viviendo la burbuja de los influencers.

Hoy en día es muy sencillo comprar tanto seguidores como likes, y por menos de 10 euros se pueden adquirir 10.000 seguidores, por lo que engañar a las marcas es sencillo en este aspecto. No en vano Instagram ya está actuando, y lleva un tiempo borrando cuentas falsas, bots, y se rumorea que los likes de las publicaciones dejarán de estar visibles para los usuarios.

¿Necesito un influencer para potenciar mi marca?

Está claro que es una nueva vía de marketing, y que puede arrojar buenos resultados a tu marca, sobre todo si vas a lanzar un producto o un servicio nuevo. La clave del éxito estará en el tipo de influencer. Hay que tener varias cosas claras antes de contratar a un influencer:

  • Temática: es fundamental que el influencer que contrates esté relacionado con la temática de tu empresa. De nada te servirá contratar a Michelle Obama si quieres promocionar cuchillas de afeitar.
  • Seguidores: yo siempre recomiendo trabajar con microinfluencers. El motivo es sencillo, suelen tener un público de calidad y fiel. Además las condiciones económicas serán mejores. Las campañas más exitosas que he visto ha sido con este tipo de influencers.
  • Engagement: no se trata solo de tener likes y comentarios en las publicaciones, sino de la actividad del influencer en las redes. Comentar en otras publicaciones, responder a los comentarios que recibe… todo suma.
  • Campañas previas: es fundamental pedir resultados de campañas previas realizadas, y si vas a pasar por una agencia es obligatorio. No hay mejor forma de saber sí una campaña puede funcionar sí tenemos un historial.

Confío en que este artículo sobre la burbuja de los influencers os ayude a abrir los ojos. Son muchas las personas que creen que ser influencer es sencillo, pero al fin y al cabo es un trabajo más, que tiene que ser bien ejecutado para conseguir resultados positivos, que no son otros que lograr más ventas.

Sí queréis aportar alguna experiencia que tengáis con este mundo, ya sea positiva o negativa será bien recibida. Seguro que con el paso del tiempo la burbuja de los influencers acaba rebajando, no debemos de olvidar que se trata de un negocio muy nuevo, y que aún está verde, pero que tiene muchas posibilidades en el futuro.

¡Nos vemos en el próximo artículo!

José Alvargonzález Fernández

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *