¿Qué es la metodología ágil Scrum?

Qué es la metodología ágil Scrum - fin
¿Te ha gustado el artículo?

¿Qué es la metodología ágil Scrum?

No es la primera vez que os voy a hablar de las metodologías ágiles, ya os he hecho una introducción a ellas y os he hablado en profundidad sobre la metodología Kanban, pues bien, hoy le toca a la otra más popular, la metodología ágil scrum.

¿En qué consiste la metodología ágil scrum?

Esta metodología ágil se basa en la aplicación, de forma continuada, de buenas prácticas colaborativas, en equipo, obteniendo de esta forma el mejor resultado en el proyecto. Se aplica principalmente en proyectos de larga duración y con una alta complejidad, y su popularidad viene derivada a que permite abordar los proyectos desde dos puntos, uno global y otro específico, en función del punto en el que se encuentre.

¿Cómo es el método de trabajo?

El trabajo se basa en sprints o en entregas de corta duración, la norma general es de dos semanas, y en ese periodo de tiempo ya se debe de conseguir una opinión real sobre ese trabajo, para saber si se pasa a la siguiente tarea o hay que volver a realizarla. La gran ventaja de este modelo de trabajo es que con cada etapa el trabajo realizado puede ser perfeccionado, además de que no es necesario esperar a que un equipo termine su tarea para que otro empiece con la suya, si no que será al final del proyecto cuando todos los proyectos, mini etapas se junten y se observe el resultado final.

La metodología ágil scrum es muy útil para que el cliente vaya verificando paso a paso los avances del proyecto. Es decir, no se encontrará con un proyecto ya hecho, si no que podrá corregir aspectos de cada una de las entregas, evitando así rehacer un proyecto entero.

¿Qué roles o perfiles nos podemos encontrar?

Para que un proyecto tenga éxito siguiendo este tipo de trabajo es fundamental que los roles estén bien definidos, pudiendo encontrar tres activos en el proyecto:

  • Product owner: es el mediador entre el cliente y el equipo, y debe de garantizar que el proyecto va según lo previsto.
  • Scrum master: está más metido en el trabajo de campo, comprobando que el equipo alcanza sus metas en las fechas fijadas. Se encargará de dar soporte en caso de que se necesario.
  • Scrum team: la base de esta pirámide. Son los encargados de realizar el proyecto.

Existiendo estos roles tan diferenciados cobran vital importancia las reuniones, sin olvidarnos de que el tiempo es un valor diferencial. En cada sesión de trabajo se debe de hablar únicamente de la tarea encomendada, y debe de tener un principio y un fin marcado.

¿Qué es la metodología ágil Scrum?¿Cuáles son las principales diferencias entre la metodología ágil Scrum y la Kanban?

Se trata de métodos de trabajo muy diferentes, y a continuación me gustaría destacar algunas de las principales diferentes entre ambos:

  • En Scrum se trabaja por etapas, sprints, mientras que en Kanban el trabajo es continuo, sin ciclos definidos durante el desarrollo.
  • En Scrum se limita el número de tareas en paralelo por iteraciones, mientras que en Kanban se limita por el estado del flujo de trabajo,
  • En Scrum es fundamental que el equipo esté formado por personal multidisciplinar, mientras que en Kanban los equipos están formados por especialistas. Esto puede derivar en problemas, pero con la correcta organización, no debería de haber problemas.
  • En Scrum no podemos modificar los sprints, mientras que en Kanban se pueden arrastrar las tareas hasta que estas son finalizadas.

¿Debo de aplicar esta metodología en mi proyecto?

La metodología ágil scrum es muy útil cuando hablamos de proyectos largos, y nos ayudará a ir cumpliendo pequeñas etapas. Lo recomiendo cuando se trata de un trabajo homogéneo, siendo muy habitual en el sector TIC o de desarrollo de software.

Confío en que te haya resultado interesante el artículo, y que compares este método de trabajo con la metodología ágil scrum, e implementes en tu empresa aquella que más beneficios te pueda dar. Si has utilizado esta, o alguna otra, me gustaría saber tu opinión.

¡Hasta el próximo artículo!

José Alvargonzález Fernández

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *